Nuevo

Cultivar entre la maleza: el jardín del "no hacer"


Cuando se me presentó la oportunidad de escribir sobre Orto Da Coltivare, comencé a preguntarme qué contribución podría hacer al blog. Noté que ya hay muchos artículos y discusiones interesantes sobre los más variados temas relacionados con la agricultura, así que tenía miedo de no tener nada que enseñar. Por eso decidí no traer información, sino un experimento concreto. Haré un pequeño jardín experimental y me divertiré viendo qué funciona y qué no.

Intentaré usar prácticas no convencionalesYo y yo observaremos cómo reacciona la naturaleza. Quienes sigan este experimento, que documentaré lo más posible, podrán aprender de mis errores y con un poco de suerte repetir algo que hice bien.

Agricultura natural (premisa teórica)

Mis prácticas seguirán la filosofía de "La revolución de la paja", un libro escrito por un granjero japonés llamado Masanobu Fukuoka. Este agricultor, escritor y filósofo tiene un punto de vista alternativo sobre el mundo agrícola que merece un estudio más a fondo: sostiene que la mejor agricultura llega sin esfuerzo. Esta filosofía del "no hacer" favorece mi pereza y es una forma de ver que no se limita a la cultivación, aunque aquí se expresa de una manera particularmente eficaz.
Para muchos agricultores modernos puede parecer absurdo, pero en realidad, detrás de esta perspectiva hay una filosofía profunda y experimentos prácticos que han dado buenos resultados. En este sentido, recomiendo sinceramente leer el libro de Masanobu y otros textos que se derivan de sus ideas, como los escritos de Emilia Hazelip sobre agricultura sinérgica.

Para dar una idea de lo que intentaré hacer en mi jardín experimental, relato los "cuatro pilares" de la agricultura natural teorizados por Masanobu Fukoka. Estos puntos no deben recibirse como mandamientos, son simplemente hechos que él ha comprobado, después de años de experimentos.

Según Fukuoka:

1. No cavar. No es necesario trabajar la tierra, es decir, labrarla para preparar la cosecha.
2. Sin fertilizante, ni químico ni orgánico.
3. No elimine las malas hierbas: no es necesario desyerbar, ni con productos químicos ni con la rastra.
4. No utilice productos químicos en general..

Hay que decir que Masanobu afirmó que esta forma de cultivo y sus técnicas funcionaron para él, en Japón, con el clima y el suelo de las zonas donde vivía Fukuoka. Dijo que todo cultivador que quiera cultivar de forma semi-salvaje debe encontrar sus propias técnicas, a través de un período de experimentación. La filosofía rectora es: haz solo lo necesario. Quitar en lugar de agregar: la naturaleza hará la mayor parte del trabajo y habrá más gratitud de nuestra parte que esfuerzo.

El jardín experimental (premisa práctica)

Decidí destinar unos 50 metros cuadrados a un jardín experimental en Friuli Venezia Giulia en el que este año he cultivado algunas plantas vegetales (tomates, pimientos, berenjenas, judías verdes, patatas, calabacines). En marzo labré la tierra y preparé el jardín de manera clásica, luego trasplantando las plántulas en abril.

Ahora mi pequeño jardín ha dado sus frutos para la temporada de verano. Era un huerto de bajo mantenimiento: me limité a abonar un poco con estiércol inicialmente, a mojar por la tarde en los días calurosos de verano y a limitar un poco las malas hierbas de forma manual alrededor de las plantas que me interesaban. Me ha dado mucha satisfacción.

Veamos, en cambio, cómo procederé con mi jardín experimental ...

Siembra

Ya a principios de noviembre Sembraré algunas variedades hortícolas de verano directamente sobre el antiguo huerto y sobre las "malas hierbas". que cubren completamente el suelo.

Intentaré sembrar esos variedades de plantas que germinan más fácilmente como: cebolletas, frijoles, achicoria cortada, ... En cuanto a algunas hortalizas de frutas como tomates y calabacines, intentaré sembrar variedades tempranas con frutos pequeños (por ejemplo, tomates cherry y calabacín romano) por lo que será más probable que las frutas puedan madurar en un jardín natural.

La siembra se hará mucho densamente difundido, sembrando aleatoriamente aquí y allá todas las variedades.

Preparación del suelo en el jardín natural.

El segundo paso será preparar el suelo sin trabajarlo. Procederé cortando las viejas plantas del jardín en la base que ya estará al final de su ciclo de vida. Las raíces se dejarán donde están, su descomposición fertilizará naturalmente el suelo y lo hará suave y aireado. El resto de la planta simplemente la dejará en el suelo sin romperla más. Si la planta todavía tiene frutos maduros adheridos, estos también se pueden dejar y contribuirán a la resiembra. Las malas hierbas también deben cortarse en la base y permanecerán en el suelo para formar el mantillo para las plantas recién sembradas..

Ahora que la mayor parte del trabajo está hecho, solo tenemos que espera la primavera para ver si algo germina. Además hay algunas prácticas que podemos hacer si queremos. El primero es espolvorear un poco de estiércol o estiércol en el mantillo para ayudar a la descomposición, el segundo es a veces mojándose con EM (microorganismos efectivos), también para ayudar a la descomposición y salud del suelo.

Este jardín es experimental, lo que significa que actualmente no tengo pruebas de la validez de estas técnicas. El jardín así creado pretende ser "muy bajo mantenimiento“Que enriquece el suelo sin fertilizar, con poco uso de agua. Será necesario hacer solo algunas intervenciones manuales "según sea necesario" como limitar manualmente las malas hierbas que son demasiado invasoras o evitar que los frutos estén en contacto directo con el suelo.

Ahora la pregunta es: "¿lo que sucederá?

Principios de noviembre: siembra de otoño y jardinería

A principios de noviembre, instalé el jardín para la próxima primavera.

No laboreo de la tierra

Una cosa que no Lo hice en comparación con un huerto tradicional, fue la preparación de la tierra. De hecho, he optado por no escardar y no cavar. la tierra de acuerdo con las ideas de Masanobu Fukuoka.

En mi opinión, esta práctica no es necesaria para obtener una buena cosecha. Por el contrario, la labranza excesiva podría provocar la degradación del suelo.

En cualquier caso, no creo que este tipo de enfoque tenga un valor absoluto. Alguien en los comentarios a la última publicación me señaló que este método de preparación podría ser bueno en el Norte pero no en el Sur.

De hecho, en el sur existe el riesgo de que las semillas germinen a principios de otoño y luego no lleguen en primavera. También en otras situaciones probablemente sea necesario algún tipo de procesamiento, pero aquí estamos experimentando.

Operaciones de siembra y jardinería

  1. Corté las plantas este verano. En realidad, el primer paso habría sido sembrar todas las plantas antes de cortarlas, pero los tomates, los pimientos y las judías verdes trepadoras eran demasiado altos y habrían interceptado las semillas. Así que inicialmente corté estas plantas y las dejé a un lado por un momento para usarlas como mantillo más tarde.
  2. Hice la mezcla de semillas. La mezcla se preparó con unos sobres que tomé especialmente del vivero y sobras que había guardado de la siembra anterior. Al final del artículo encontrarás las variedades que utilicé.
  3. Después de eso vino la siembra. Mezclé bien y transmití mi mezcla. Mantuve las filas y pasarelas del año pasado y por el momento sembré en 7 filas.
  4. Luego me cambié a sacude un poco las malas hierbas que cubrió el suelo, para que las semillas cayeran de las plántulas (en el buen sentido porque de todos modos hasta la lluvia ayudará en esto).
  5. El quinto paso fue cortar todas las malas hierbas en la base y déjalos en las filas que yo sembré. Inmediatamente después, también apilé las plantas del jardín que había cortado previamente.
  6. Lo ultimo que hice fue espolvorear estiércol encima del mantillo, para ayudar en la descomposición.

Observaciones sobre el trabajo realizado

Cada hilera del jardín tiene unos tres metros cuadrados, decidí dejar las pasarelas del antiguo jardín y de cultivar en suelo blando, no pisoteado. Me gasté 10 euros en semillas y me di cuenta que era poco para todas las filas del jardín (12 de tres metros cuadrados cada una), de momento he sembrado siete, pero está bien, ya que 3 filas están ocupadas actualmente de coles. Así que decidí que haré una segunda siembra cuando coseche las coles, en cualquier caso haré otra siembra en primavera.

También dejé mucha fruta en las plantas de tomate cortadas y pimientos friggitelli, una treintena de tomates y una docena de pimientos, estos pudieron volver a sembrar. También desgrané una mazorca de maíz negro que quedaba en la planta aquí y allá en las filas.

Variedades sembradas en el jardín experimental.

Mi idea es de yocomenzar con variedades que germinan a principios de primavera.

Especulo que las variedades con frutos grandes y piel suave no son muy adecuadas para el cultivo semi-silvestre. Cuanto mayor sea la superficie de la fruta, más probabilidades hay de que sea atacada por insectos y enfermedades, y si la piel es delgada como la de los tomates y el calabacín, será aún más vulnerable. Por eso, para estas hortalizas elegiré variedades de frutos pequeños para cultivo natural.

Intentaré no usar palos y soportes favoreciendo las variedades "enanas" para frijoles, ejotes y similares, pero eventualmente los agregaré según sea necesario. Entre los inventarios había judías verdes trepadoras e incluso los tomates que podrían volver a sembrar son de crecimiento indeterminado.

En total sembré 12 paquetes de semillas:

  • Uno de cohete de campo salvaje: una planta que es fácil de cultivar. No tiene grandes demandas y crece bien incluso en suelos pobres en nutrientes. No es apto para suelos ácidos.
  • 2 paquetes de guisantes Rondo de media rama: es una variedad de maduración temprana, de unos 75 cm de altura, con vainas largas.
  • 1 de acelga verde lisa: variedad precoz (50 días), con buena capacidad de regeneración tras la siega. Combina bien con cebolla.
  • 2 de cebolla borettana: cebolla pequeña aplanada. Los más pequeños se conservan en vinagre mientras que los más grandes son aptos para consumo en fresco.
  • 1 de calabacín Sarzana: calabaza de tamaño mediano cuando esté madura.
  • 3 de lechuga rubia de hoja lisa: muy tierna y temprana. Revive varias veces.
  • 2 de tomate pequeño burgués: variedad de tomate de racimo temprano. Apto tanto para consumo fresco como para la elaboración de salsas / conservas.

Las sobras que tenía en casa eran judías verdes trepadoras, achicoria roja de Treviso, coliflor y maíz negro.

Noviembre: aparecen las primeras plantas

Aproximadamente veinte días después de la primera siembra y la instalación del jardín natural, se necesita una actualización sobre cómo se está desarrollando.

Otra siembra

yo hice una segunda siembra para completar las 12 mini-hileras que he preparado. En la parte faltante sembré:

  • Dos sobres de tomate var. "Príncipe Borghese".
  • Dos de lechuga de hoja lisa rubia.
  • Dos de cebolla Borettana.
  • Uno de frijol enano "Linera".
  • Un frijol trepador "Blue Lake".
  • Uno de achicoria cortada con hojas anchas.
  • Uno de lechuga de hoja rizada.

Mantillo y materia orgánica

Recordará que corté malas hierbas y cultivé plantas el año pasado y las dejé en el suelo como mulching: procede la descomposición de este material vegetal.

También vertí un poco de ceniza de estufa para agregar nutrientes, en particular la ceniza aporta potasio, fósforo y calcio, como se explica en el artículo sobre la ceniza como fertilizante.

Las cinco hileras que faltaban para sembrar estaban desnudas de malas hierbas, de hecho yo había despojado el suelo en agosto para trasplantar las plantas de coliflor. En estas filas he decidido usar un mantillo alternativo, la siembra de otoño permite usar las hojas de los arboles para cubrir el suelo desnudo y devolver la materia orgánica al suelo. En mi caso utilicé hojas de morera, arce y caqui.

Aquí están los primeros brotes

Se han desarrollado muchas semillas de la siembra anterior., las siete filas están llenas de brotes. Creo que está principalmente ahí lechuga, achicoria, acelga y cebolleta. No creo que hayan brotado todavía tomates, guisantes, calabacines y rúcula. Espero que con estas temperaturas no se desarrollen y que aguarden la primavera.

No sé si estas plantas aguantarán el frío del invierno, en cualquier caso también les agregué un mantillo de hojas, esperando que ese sustrato las mantenga un poco calientes. Sin duda realizaré otra siembra de finales de invierno o primavera.

Planes futuros

Les puedo decir que tengo la intención de mojarme con EM (microorganismos efectivos) a partir de la primavera. Personalmente creo que usarlos puede ser de muy buena ayuda para quienes quieran hacer agricultura natural, especialmente para la restauración de tierras degradadas. Antes de comenzar el mojado te lo contaré aquí en Orto Da Coltivare. Si está interesado en el tema, ¡siga siguiendo el blog!

Ahora que te he descrito un poco mi jardín natural Me gustaria saber que piensas, que consejo me puedes dar. Me gustaría leer sobre sus experiencias similares en los comentarios.

Personalmente, creo que Internet puede darnos una ventaja sobre la época en la que vivió Masanobu Fukuoka. Ha practicado la agricultura natural durante décadas por ensayo y error. Aprendió exclusivamente de sus errores. Tenemos la ventaja de poder comunicarnos y compartir experiencias incluso a distancia. Creo que es un período histórico excelente para experimentar en agricultura. Lo importante es no abrumarse por el fracaso y compartir.

Usar las redes sociales solo para compartir sus éxitos y construir una imagen digital no aporta nada a lo que somos. C.Por otro lado, compartir nuestros errores en la agricultura puede ser útil para nosotros y para los demás.. Cometer un error puede ser absolutamente positivo en este contexto, también porque debemos comprometernos sobre todo a no hacer daño. La naturaleza dejada a sí misma en cualquier caso produce algo, y si no produce alimentos, produce biodiversidad y enriquece el suelo ... Y hay una gran necesidad de esto.

Diciembre: el jardín al final del año.

31 de diciembre, un hermoso día de invierno con cielo despejado y aire frío. El jardín experimental está cubierto de hojas, que se utilizan como mantillo y brotes.. Las plántulas más grandes son el guisante, la lechuga rubia y la cebolla, estas plantas tienen una buena capacidad para resistir el frío invernal especialmente cuando son pequeñas, su crecimiento se detiene a bajas temperaturas y creo que tienen buenas posibilidades de invernar!

Hay otras plantas que han brotado y todavía son muy pequeñas, no las reconozco. Espero que al menos algunas semillas permanezcan inactivas y hasta esta primavera. Las temperaturas en estos días son bastante bajas todas las noches, siempre bajo cero, ¡así que solo las plantas mencionadas anteriormente pueden hacerlo!

En el piso muchas hierbas silvestres perennes también están vegetando que ya estaban presentes y que solo los cortaron sin desarraigarlos obviamente no han desaparecido. Trébol, artemisa y ranúnculos ¡Serán los compañeros de las plantas de mi jardín y serán una buena ayuda para la biodiversidad! los trébol en particular, como todas las leguminosas, tiene la capacidad de fijar nitrógeno atmosférico y contribuirá a la salud del suelo. El propio Masanobu sembró trébol blanco en sus cultivos de cereales para enriquecer el suelo. Lo tengo creciendo espontáneamente, ¡mejor que eso!

De hecho, en esta actualización no hay mucho más que decir: ¡escribí sobre todo para desear felices fiestas a los lectores! Con la esperanza de que también entre ustedes haya alguien que en el nuevo año quiera experimentar algo nuevo en la agricultura y, por qué no, ¡también en otras áreas de la vida!

¡Feliz 2018 a todos!

Marzo: el huerto natural después de las heladas

El final de febrero de 2018 en Friuli Venezia Giulia se caracterizó por la llegada de "Burian", el aire frío de origen siberiano que mantuvo las temperaturas bajo cero durante aproximadamente una semana.

A pesar del duro clima, las plantas de lechuga rubia y guisantes parecen haber resistido, con cierta dificultad, algunas quemaduras en las hojas, ¡pero resistieron! Así que creo que con los primeros días de primavera ya podré comer la primera ensalada del huerto natural y los guisantes podrían estar listos poco después. Tomé unas ramitas de un arce y las planté junto a los guisantes, las ramitas cortas y ramificadas son ideales como soporte para estas plantas.

Hierbas silvestres y mantillo. Les recuerdo que no había arrancado las malas hierbas para preparar el huerto natural, pero me había limitado a cortarlas a ras, utilizando la parte superior como abono. En una zona de la huerta artemisa y trébol ya están cubriendo el suelo. Mi idea es seguir cortándolos cuando estén altos, dejando el material vegetal en el suelo, para que el suelo siempre sea más rico en materia orgánica y húmedo, hasta que lo reemplace una planta más apta para las nuevas condiciones. Tanto la artemisa como el trébol son de hecho parte de esas especies llamadas "pioneras", que son capaces de colonizar rápidamente suelos desnudos y pobres en nutrientes, pero si se los deja en sus ciclos con el tiempo, enriquecen el suelo y dejan espacio para otras plantas.

Semi dormido. Quién sabe si algunas de las semillas que planté a finales de otoño han permanecido inactivas y se despertarán en primavera. Esto es quizás lo que siento más curiosidad por observar. Yo había puesto semillas de tomate, calabacín, acelga y más, si no se pudren ni se las comiera alguna bestia podrían nacer en cuanto la temperatura se mantenga por encima de los 15 grados la mayor parte del día.

Alguna nueva siembra

En cualquier caso, haré otra siembra, más escasa que las anteriores. Compré semillas de plantas no híbridas que, en mi opinión, se adaptan mejor al cultivo natural.. La agricultura moderna está ahora invadida por plantas hortícolas obtenidas con la técnica de hibridación, estas generalmente no son reproducibles a partir de semillas y necesitan cuidados muy precisos: tierra arada, ausencia de hierbas espontáneas, productos para fertilización y protección contra enfermedades. En resumen, ¡no son plantas que se las arreglen solas! Nuestro objetivo con el huerto experimental es limitar las intervenciones sobre la naturaleza, por lo que intenté elegir semillas no híbridas, variedades tempranas con pocas necesidades. Aquí están las plantas que elegí en el sitio web de Macrolibrarsi:

  • Haba de grano violeta extra precoz: ciclo vegetativo de unos 90 días, aquí en el norte se suele sembrar entre febrero y marzo.
  • Tomate Ponderosa: frutos redondos, pequeños, de color amarillo liso, agrupados en racimos. Esta variedad debe ser muy similar a como era el tomate en sus orígenes.
  • Calabacín redondo de Piacenza: variedad temprana.
  • Acelga de Ginebra: hojas suaves, con costillas anchas y sabrosas.
  • Melissa officinalis: una planta aromática con diversos usos.

Finalmente, también los mezclaré con una mezcla de plantas con flores para enriquecer aún más el pequeño huerto. La mezcla incluye semillas de amapola, clarkia, orange cosmos, gypsophila, hibisco vesicoso, cocoon grass y briza media. De nuevo son todas las plantas no híbridas, reproducible y seleccionado por una empresa biodinámica.

Abril

Hace unos seis meses, en otoño, comencé mi experimento de jardín natural. Traté de poner en práctica las ideas de Masanobu Fukuoka: básicamente tratando de sacar una cosecha trabajando lo menos posible, debo decir que para la segunda parte estamos ahí, trabajé muy poco: no fertilicé, ni trabajé la tierra, quité un poco maleza justo antes de cosechar la lechuga. Finalmente, solo me bañé tres veces con los microorganismos reales, de los que hablaré más adelante.

Inicialmente había preparado el huerto, esparciendo las semillas sobre las plantas que ya estaban presentes y que luego corté, sin arrancarlas. Sin embargo, hay que decir que el procesamiento se había realizado el año anterior y que había limitado las malezas durante todo el verano. Mientras tanto, el invierno se hizo sentir con temperaturas muy bajas (alrededor de -5 grados en las noches más frías) y mucha lluvia. Incluso con estas condiciones, algunas plantas vegetales nacen y crecen. Así que veamos cómo está la situación en abril en este jardín experimental.

¿Qué plantas hay en el jardín en abril?

Si miramos el jardín hoy, lo primero que notamos son las plantas de guisantes, son altas y tienen muchas flores: las plántulas nacieron inmediatamente en octubre y resistieron los elementos y recién comenzaron a crecer nuevamente en marzo. Hoy están en flor como puedes ver en la foto, me sorprendió la resistencia de esta planta. Lo mismo ocurre con la lechuga rubia que sembré en algunos espacios demasiado densamente y cubre el suelo demasiado denso, sin embargo es un cultivo que sin duda tiene éxito ya que ya he comido esta ensalada varias veces esta primavera.

El ajo ya estaba presente en el huerto, se sembró solo este verano y ahora tengo varios manojos de ajo aquí y allá. El frijol que sembré en primavera también está creciendo. Estas son las plantas vegetales que están presentes por ahora.

El resto está todo cubierto por hierbas silvestres. También había sembrado otras variedades y no sé si aún no han nacido, si han brotado debajo de la maleza o si las semillas se han podrido o comido.

No hacer y el valor de la diversidad

Para ello tendremos que esperar un poco más. Estoy bastante satisfecho con el resultado porque trabajé dos o tres horas en total, nunca aboné ni trabajé la tierra. Por supuesto, gasté unos 30 euros en semillas, pero aprendemos de los errores y en los próximos años sembraré las variedades más adecuadas para el cultivo semi-silvestre. Este experimento es ciertamente útil para aquellos que desean dejar reposar la tierra durante un año y luego hacer un abono verde.

En mi caso intentaré repetir el experimento hasta encontrar las variedades que mejor se adapten a este tipo de cultivo, con el clima de mi ciudad y de mi tierra. Repito eso experimentar en agricultura es muy importante. La agricultura está ahora estandarizada en muchos lugares, con semillas, productos y técnicas híbridas que se consideran válidas en todo el mundo. Estas técnicas agrícolas tienen ventajas, pero también nos están quitando algo: la diversidad. Que no es barato. Diversidad biológica, paisaje y diversidad cultural. Por eso la apelación debe ser: por un lado experimentar con técnicas alternativas, y por el otro intentar redescubrir el antiguo conocimiento campesino, en algunos de ellos había una gran sabiduría y sencillez de pensamiento que hay que redescubrir.

EM: los microorganismos reales

Quiero concluir, como te prometí, con mi experiencia en cuanto a microorganismos reales. Un amigo se fue a Austria y desde Villach me trajo 10 litros de solución ya activa que contenía una mezcla de microorganismos “beneficiosos” para las plantas. El objetivo es mejorar las actividades biológicas en el suelo, favoreciendo así la absorción de nutrientes por las plantas y previniendo enfermedades.

La dilución recomendada es de diez ml por cada diez litros, debe conservarse en un lugar fresco y oscuro para que siga siendo eficaz. Se puede usar para mojar o se puede rociar sobre las hojas y en cualquier parte de la planta. Los microorganismos interactuarán en todos los lugares, restableciendo el equilibrio microbiano natural. Los he usado tres veces. Los resultados solo se pueden ver a largo plazo, así que no tengo mucho que agregar por ahora. Mi término de comparación no será el huerto, sino mis árboles frutales, de hecho rocié el EM en las hojas de todos los árboles que el año pasado produjeron poco. La vid se vio afectada por el mildiú velloso y las uvas no maduraron (no utilicé cobre), ni el cerezo produjo, quizás en ese caso fue culpa de los bichos, incluso el ciruelo produjo poco. Entonces, veamos si va mejor con EM, sabiendo muy bien que es solo uno de los factores que pueden afectar.

Mayo

Y aquí estamos a mediados de mayo: el pasado mes de noviembre empezamos a seguir el experimento del jardín natural a través de este diario, ya ha pasado un semestre desde la primera siembra. Ahora eso Estamos a fines de la primavera, puedes comenzar a hacer algunas consideraciones. en el huerto de este año!

Este jardín experimental se manejó con el menor número de intervenciones posible, dejando el campo libre a las hierbas espontáneas. Tratemos de entender qué funcionó y qué no dio frutos.

El estado del arte: cultivos y hierbas silvestres

Hay muchas plantas silvestres: artemisa, trébol, ranúnculos, arveja, algo de hierba y poco más. Como vegetales solo hay guisantes, habas, ajo y lechuga.

Comencemos con estos cultivos: las plantas de guisantes son las que mejor han funcionado para mi jardín con estas condiciones climáticas y con las técnicas que utilicé. Las plantas germinaron suavemente en el otoño y se enfrentaron a una estación de invierno particularmente fría y húmeda.

Ya en marzo empezaron a crecer de nuevo, en abril aparecieron las flores, y ahora a mediados de mayo ya casi han terminado de producir. Ya he cosechado legumbres tres veces, todos los domingos, durante tres semanas, la próxima será la cuarta y última. Los había sembrado en 4-5 metros cuadrados y la producción no es enorme, pero salieron algunas macetas.

La lechuga rubia también ha crecido demasiado: Lo había esparcido un poco por todos lados con mi mezcla de semillas y nació y creció de inmediato, cubriendo las áreas donde se sembró de manera muy espesa. Lo comí varias veces en la primavera, pero definitivamente supera mis necesidades y se quedó allí. Ahora es muy alto. Nota para el próximo año: siembra solo en un rincón.

Los frijoles han crecido aquí y allá, acaban de florecer y tendré que esperar unos días más para cosechar las legumbres.

Incluso el ajo ha crecido un poco esparcido, que había sembrado solo el año pasado, este año dejaré que alguien vaya a florecer para volver a sembrar. Ya he recogido algunas cabezas.

Los fracasos: las verduras que no han brotado

Como ya he dicho el resto de las plantas sembradas no brotó. Es difícil sacar conclusiones de inmediato, pero creo que algunas plantas no son aptas para ser sembradas en otoño con las nuestras. las condiciones climáticas (el jardín natural experimental se encuentra en Friuli), especialmente pimientos, calabacines y tomates.
Quería intentar ver si las semillas reposarían hasta el primer calor de marzo-abril, pero no fue así. La siembra de primavera tampoco fue efectiva. Sin embargo, no nacieron plantas como la rúcula y la acelga. Esperaba que al menos saliera la cebolla, normalmente no tiene grandes problemas, pero ni siquiera la sombra.

Riqueza natural: un ecosistema vivo

Lo mejor es la riqueza natural del jardín que es. lleno de criaturas de todo tipo: insectos, lombrices, mariposas, lagartijas, ...

Cuando corto algunas malas hierbas puedo ver que el suelo es blando y oscuro y esto me tranquiliza que aunque no haya cosechado mucho, la calidad del suelo necesita mejorarse, como la del medio ambiente en general. Aunque los caracoles y las chinches están presentes, no parece que hayan tomado el control por el momento.

Utilice este entorno natural para trasplantes.

En este entorno, muy rico en naturalidad, Intenté trasplantar algunas plantas de tomate y pimiento del vivero., Simplemente despejé un pequeño espacio de malas hierbas para plantar cuatro pimientos y cuatro tomates. Esperemos ahora para ver los resultados.

Proyectos futuros

Para continuar los experimentos el año que viene definitivamente intentaré el cultivo de guisantes, haciendo una larga fila en campo abierto.
Yo creo eso Abandonaré la siembra de otoño para el resto de plantas y me enfocaré mejor en una siembra de primavera, quizás más tarde de lo que se hizo este año.

Cuidando mejor el elección de plantas, Eliminaré pimientos, calabacines y tomates, que eventualmente trasplantaré en mayo, e intentaré con otras plantas. Me gustaría encontrar algunas plantas para tenerlas directamente de la semilla, asociándolas con habas y guisantes, ¡incluso si la asociación con plantas espontáneas ya es más que válida!

Agosto: recapitulemos

Desde un año ahora estamos siguiendo un experimento de jardín natural, cultivado siguiendo la filosofía de no hacer de Masanobu Fukuoka. En Orto Da Coltivare seguimos paso a paso las operaciones realizadas y los resultados obtenidos.

Dado que ha pasado algún tiempo, vale la pena recapitular lo sucedido.

El resumen de un año de jardín natural

En septiembre decidí montar un jardín natural, limitando al máximo las intervenciones de cultivo. El experimento involucró:

  • Siembre una mezcla de semillas sobre las hierbas silvestres.
  • Corta las hierbas silvestres y úsalas como mantillo.
  • Déjelo en manos de la naturaleza sin arar, fertilizar, deshierbar y utilizar productos químicos.

Mejora de la tierra

Como ya se señaló, ha habido algunos resultados positivos, comenzando con la restauración de un área del jardín que había sido fuertemente explotada por jardines anteriores. Se ha restablecido una vegetación en constante cambio y las asociaciones de plantas continúan cambiando, han llegado muchos tipos de insectos y polinizadores, lagartos, gusanos y otros animales. Pude notar que el suelo, antes era marrón claro y crujiente, ahora bajo la vegetación ya es más oscuro y más suave.

Resultados de la colección

También obtuve algunos resultados como colección. La lechuga rubia abundaba en primavera y los guisantes son la hortaliza de mayor éxito en el primer año de este huerto, tuve una buena cosecha teniendo en cuenta la pequeña superficie del experimento. El ajo también salió bien, había estado en esa zona de forma espontánea durante años y sigue reproduciéndose en todas las circunstancias.

Un entorno en evolución

Fukuoka, il padre dell’agricoltura naturale, diceva che un orto naturale ha bisogno di tempo per stabilizzarsi. Diciamo due o tre anni dove la situazione di partenza è molto compromessa. L’orto naturale non è infatti un orto stagionale. Certo, alcune piante lo sono ma la copertura del suolo da parte della vegetazione è perenne, l’uomo interviene il meno possibile sulla natura, nel mio caso con sfalci e semine.

Com’è ora l’orto

Com’è ora la situazione nell’orto? Un casino.

Le erbacce sono dappertutto, di molti tipi, le fave che erano cresciute e avevano fiorito bene non ce l’hanno fatta, i primi legumi sono stati mangiati da vari insetti e poi le piante sono state soffocate dalle erbacce. Ad ogni modo credo di avere sbagliato i tempi della semina: non si dovrebbero sviluppare nella stagione più calda.

Nell’erba alta dell’orto possiamo ancora vedere la lattuga andata ormai a seme, qualche pianta di pisello nata ultimamente qua e là e le piante di pomodoro che ho trapiantato, 8 in totale.

Volevo vedere se l’ambiente ristabilito poteva essere buono per la crescita dei pomodori. Inizialmente le piante erano soffocate dalle erbacce, stavano crescendo ma un po’ a stento. Allora ho liberato l’area con un nuovo sfalcio. Sempre lasciando il materiale vegetale a terra come pacciamatura.

Da quel momento effettivamente le piante di pomodoro hanno iniziato a crescere bene, senza averle mai concimate o bagnate. Anche le erbacce hanno ripreso a crescere ristabilendo velocemente una situazione simile a quella iniziale. Ricordo infatti che con lo sfalcio la maggior parte delle piante non muore e riprende da subito a vegetare.

I pomodori sono quasi pronti, adesso per questa estate non interverrò più ,se non per la raccolta dei pomodori. Questo autunno rifarò la semina dei piselli e fino ad allora non ci saranno aggiornamenti su queste pagine.

Estensioni maggiori?

Il piccolo pezzo di terreno (50 metri quadri circa) probabilmente non fa molto testo per comprendere le potenzialità dell’agricoltura naturale. Soprattutto sarebbe bello arricchire l’ambiente con qualche albero e arbusto, ma nei 50 metri quadrati non c’è molto spazio per arricchire il tutto con la vegetazione arboreo-arbustiva. È vero che attorno ci sono gli alberi ma l’orto rialzato rimane pur sempre un ambiente particolare. Sarebbe bello poter avviare un esperimento nei prossimi anni su una estensione maggiore.

In realtà si può vedere anche su estensioni piccole il miglioramento dell’ambiente. Per la raccolta invece forse ci vuole più tempo perché si possa intuire quali tipi di ortaggio sono la vera vocazione di quel posto. Per quell’appezzamento coltivare piselli in primavera, seminandoli in autunno può andare bene, ma dobbiamo ancora osservare cosa succede negli anni successivi al primo. Ecco perché sarà importante continuare a seguire l’esperimento!

Il prossimo anno la natura farà i suoi aggiustamenti e anche io imparerò dai miei errori e cercherò di fare meglio.

L’orto naturale a un anno dall’inizio dell’esperimento

Circa un anno fa iniziavo le sperimentazioni di agricoltura naturale con un orto a bassa manutenzione, cercando di seguire le idee di Masanobu Fukuoka, ovvero: nessuna lavorazione del terreno, nessun prodotto chimico di sintesi e senza estinguere le erbacce, al massimo le ho contenute un poco.

Visto che con questo tipo di coltivazione non degradiamo il terreno e non abbiamo bisogno di input esterni, la fertilità del suolo dovrebbe essere migliorata anche in assenza di concimazioni. L’anno scorso ho provato a seminare un po’ di tutto in autunno, ma solo poche piante hanno poi dato i loro frutti, in particolare una semina è andata bene per questo tipo di agricoltura, nel mio terreno, con le mie tecniche e il clima di qui: i piselli.

Ho deciso dunque di seminare piselli su tutto l’orto naturale questo autunno, per avere la conferma che questo tipo di coltivazione è adatta, alle mie condizioni, per essere coltivata in maniera semi-selvatica. Ecco allora come ho seminato anche quest’anno i piselli nell’orto naturale.

Il lavoro di semina

Nell’orto c’era l’erba alta e ancora qualche pianta di pomodoro che dava i suoi frutti. Ho tagliato tutta quanta l’erba a rasoterra, e lasciato tutto il materiale vegetale sul posto, così che possa fungere da pacciamatura. Prima di effettuare la semina ho semplicemente spostato a lato la pacciamatura dalle file che dovevo seminare.

Ho seminato i piselli a spaglio (varietà “espresso”, mezza rama), su tutte le file dell’orto e in seguito ho coperto tutto con la pacciamatura. Ed è tutto, questo è stato il lavoro di preparazione.

Infine si potrebbe spargere un po’ di concime organico sopra la pacciamatura, come lo stallatico in polvere per velocizzare la decomposizione della stessa, cosa che non ho fatto. Ho intenzione piuttosto di spargere l’umido degli scarti della cucina di questo inverno direttamente sul terreno anziché compostarlo spargendo anche, ogni tanto, un po’ di cenere della stufa.

Adesso aspetterò che gli alberi del giardino perdano le foglie per mettere ulteriore pacciamatura e direi che è tutto. L’anno scorso le piantine si erano già sviluppate in autunno e avevano superato bene l’inverno, ricominciando a crescere con il primo tepore primaverile.

Con questo diario di orto ci tengo sempre a comunicare l’importanza di sperimentare nell’orto. La coltivazione adatta per me potrebbe non essere quella adatta per voi, quindi non ho la pretesa di dare linee generali. Se siete intenzionati ad uscire da un’agricoltura standardizzata andare per tentativi può essere necessario.

Otras lecturas interesantes:

¿Te resultó útil este artículo Puede dejar un comentario con una opinión, consejo, preguntas u otros, los comentarios siempre son agradables.

Para mantenerse en contacto, puede suscribirse al boletín o seguir a Orto Da Coltivare en Instagram y Facebook.

Giorgio Avanzo2020-04-09T00:16:55+02:00
  1. Enri4 Novembre 2017 al 16:48

    Il libro di Fukuoka mi ha affascinato. Ho la tentazione di “convertire” il mio piccolo orto ma mi manca il coraggio: aspetto con grande curiosità di conoscere i risultati di questo esperimento ai nostri climi.

  2. Renzo5 Novembre 2017 al 12:47

    Buon allevamento di Limacce, Lumache di ogni sorta,serpentelli, talpe e cimici.

    • Matteo Cereda5 Novembre 2017 al 16:18

      Ciao Renzo, secondo me ti sbagli. Insetti, animali e microrganismi con le giuste condizioni (prima fra tutte la biodiversità) si equilibrano tra loro secondo l’ecosistema naturale, dove ciascuno ha un suo ruolo. Il serpente ad esempio è un elemento prezioso per limitare i roditori e gli insetti, benvenuto nel mio orto!

    • Giorgio Avanzo5 Novembre 2017 al 20:39

      Può anche darsi che il risultato sia molti animaletti e poco raccolto, sarà comunque utile saperlo. Qualsiasi cosa succeda un anno di riposo al terreno può solo fargli del bene e lo arricchirà in materia organica.

    • Silvia6 Novembre 2017 al 11:17

      Non si può più coltivare in maniera naturale… ormai si sono sballati tutti gli equilibri tutti gli ecosistemi! Secondo me rovinerebbero tutto l’orto. Infestazioni di animali non siete i benvenuti! Sono d’accordo con Renzo.

      • Giorgio Avanzo6 Novembre 2017 al 11:32

        Finché non si prova non lo si potrà sapere Silvia

      • Matteo Cereda6 Novembre 2017 al 11:23

        Io continuo a pensare che la direzione giusta sia un ripristino dell’equilibrio.

  3. Stephen6 Novembre 2017 al 15:12

    Nel libro, a proposito della semina, mi sembra di ricordare che per proteggere i semi dalle formiche e dagli uccelli, il buon Masanobu, li avvolgeva con un po’ di argilla . Credo che seminati a spaglio e non interrati, potrebbero darti qualche problema. Comunque le mie come altre, sembrano un po’ le osservazioni degli anziani davanti la recinzione di un cantiere. :) :)

    • Giorgio Avanzo27 Novembre 2017 al 11:40

      Hai ragione, Infatti è proprio così! sarebbe la tecnica ottimale, ma io ho provato a fare a meno anche di questo. Il motivo? l’orto è a 20 metri da casa mia e i miei gatti sono dei buoni cacciatori.. più che altro tengono uccellini e roditori a distanza.

  4. Francesca Boccini9 Novembre 2017 al 7:26

    Molto interessante! ¡Gracias!

  5. Luca3 Aprile 2019 al 14:56

    Buon pomeriggio,
    mi chiamo Luca e scrivo dalla Valle d’Aosta. Sono curioso di sapere come è andata l’esperimento: ha avuto buon fine? ci sono stati problemi o altre informazioni degne di interesse?

    Saluti
    Luca

    • Matteo Cereda3 Aprile 2019 al 14:59

      Ciao Luca, prossimamente Giorgio scriverà un aggiornamento per raccontare il raccolto dei piselli e dare conclusione a questo racconto di orto del non fare, intanto se sei curioso puoi contattarlo via facebook ( il suo blog si chiama Masanobu )

  6. Luca3 Aprile 2019 al 15:09

    Perfetto,
    grazie mille!

    Saluti
    Luca

  7. Luigi2 Giugno 2019 al 13:33

    Buenos días.
    Fino a qualche mese fa ero completamente a digiuno sulla materia.
    Adesso credo di essere a 0,1.
    Ho letto qualche libro, in particolare “La rivoluzione del filo di paglia”, di Fukuoka e “L’Agricoltura del non fare” di Larry Korn.

    Ad Ottobre ho tolto la pavimentazione a 70 mq di giardino; Ho rapidamente zappato, senza alcuna concimazione. Ho acquistato una balla di paglia (non so di che natura e’) e ho pacciamato con questa una parte dell’orto su cui, seguendo i principi dell’orto sinergico, Cipolla, lattuga, Tagete, ravanello, da una parte. Sedano, spinacio, aglio, pomodoro su un’altra parte. Zucchine, fragole, camomilla, cipolle, su un’altra zona.Queste le parti pacciamate.
    Dopo un mese circa e’ iniziata a spuntare un bel po’ di roba. Io credevo fossero i risultati dei miei sforzi, ma poi un amico mi ha detto che quello che e’ spuntato e’ solo erba. Io credo che dipenda dalla paglia che ho usato per pacciamare che, a quanto pare, e’ ricca di semi di erba.
    Adesso, su una parte dell’orto in cui, senza pacciamare, avevo piantato fave (che poi ho dovuto togliere perche’ infestate da afidi neri) e finocchi (le piante si sono sviluppate solo in altezza, diventando come delle canne di bambu’ verdi, quindi raccolto zero) che ho tolto, vorrei iniziare a provare l’orto naturale del “non fare”.
    Pero’ … piu’ leggo e piu’ a volte mi si confondono le idee.
    Ho effettuato una profonda zappatura, visto che era ricoperto da pavimento da piu’ di 40 anni.
    usando la terra e un po’ di torba sto realizzando un bancale largo circa 120 cm e alto circa 30 cm.
    Ho pacciamato con paglia … perche’ cosi’ avevo letto su alcuni siti e cosi’ ho letto sui libri di Fukuoka e Larry Korn.
    Domande:
    E’ cosi’ che devo procedere ?
    Cosa faccio poi ? Compro e metto le piantine oppure semino alla rinfusa? Qualcuno qui mi ha detto che se voglio seminare allora devo pacciamare in seguito, altrimenti le piantine rischierebbero di non uscire.
    Per quanto riguarda le erbe infestanti, come mi comporto ?
    Gli eventuali prodotti che raccogliero’ … cosa faccio. Le radici le lascio sotto terra ?
    io ho acquistato una compostiera che sto utilizzando. Ovviamente al momento il terriccio non e’ ancora pronto.

    • Matteo Cereda3 Giugno 2019 al 11:24

      Ciao Luigi. Ci sono molti metodi per coltivare, quindi non esiste una risposta univoca alla domanda “cosa faccio?”. Io ti sconsiglio di pacciamare con molta paglia e seminare al di sotto. Altrimenti dovresti aprire degli spazi nella pacciamatura per permettere alla pianta di trovare luce. Visti i tuoi interessi e letture ti consiglio di provare a leggere anche Gian Carlo Cappello e scoprire il suo “non metodo”, puoi leggere qui un’introduzione, poi se ti interessa approfondire conviene procurarsi il suo libro.

  8. Luigi Cannavacciuolo9 Giugno 2019 al 17:29

    Per i pomodori… Esegui la scacchiatura o lasci fare tutto alla natura?

  9. Marisa9 Ottobre 2019 al 8:54

    Grazie per il bellissimo sito e tutte le tue sperimentazioni! Mi chiamo Marisa e mi interesso di agricoltura biodinamica dagli inizi degli anni 90 e frequento una volta al mese gli aggiornamenti presso la sede di Pradamano. Faccio anch’io molti esperimenti nel mio piccolo orto,vorrei provare a sperimentare la coltura sinergica la prossima primavera seguendo i tuoi consigli. Ho notato che le piante che riescono meglio sono quelle che si seminano da sole nell’orto. Io le lascio dove si son seminate rispettando la loro scelta. Inserisco sempre anche i fiori fra gli ortaggi ,specialmente tagete ,camomilla nasturzi e coleus che oltre a donare un po’ di allegria al tutto aiutano le altre piante.Mi tengo i semi di porri, cipolle, zucchine, cetrioli,rucola, fagioli ,piselli e tegoline. Ultimamente ho provato a prendere dei semi di fave con discreto risultato. Ma preferisco tenermi i semi perchè col tempo si possano adattare sia alle mie cure che al terreno e così risultare migliori. Di solito le piantine che nascono dal seme comperato hanno una memoria diversa e se non le curi molto non sono molto produttive, anche se sono biologiche. Ho provato a coltivare le patate (mi tengo i bulbi o le bucce germogliate dell’anno precedente) insieme ai fagioli nani e non ho avuto problemi con la dorifera e il tagete ha tenuto lontano i parassiti che scavano le patate sotto il terreno. Sono felice di aver trovato una persona che ha voglia di osservare la natura e sperimentare nel rispetto della terra, spero di poterci scambiare informazioni ed esperienze per migliorarci a vicenda. Gracias de nuevo

  10. Sonia Luca'27 Ottobre 2019 al 13:02

    Vorrei iniziare sperimentazione di agricoltura naturale. Ho a disposizione un pezzetto di terreno, circa 10mq coltivato in passato, adesso ricoperto di erba. Se ho capito bene, non devo toccarlo, ma iniziare a spargerci semi? Premetto che e ricoperto solo da erbetta che viene tagliata regolarmente, e unico coinquilino :) un rosmarino e delle rose
    .inizio a seminare? :))

    • Matteo Cereda28 Ottobre 2019 al 10:23

      Ciao Sonia. Essendo una sperimentazione puoi scegliere tu la tecnica, senza vincolo di un metodo collaudato. Io consiglierei di sfalciare comunque l’erba prima di procedere con la semina, senza raccogliere lo sfalcio.

  11. Ángel19 Novembre 2019 al 18:42

    Buonasera,stavo giusto pensando a qualcosa di simile : una domanda rispetto all’orto lasagna quali differenze ? Seconda domanda a parte il blog quale pubblicazione libro su queste tecniche ,mi potresti suggerire ? Ti seguo con attenzione !! Grazie !

    • Matteo Cereda20 Novembre 2019 al 8:04

      ciao Angelo. L’orto a lasagna presuppone una preparazione mettendo i vari strati di materiale, in questo caso si tratta di lasciar fare alla natura. Come libro sicuramente gli scritti di Fukuoka, poi quello che trovi in questo articolo sono esperimenti più che tecniche. Non so se Giorgio, autore dell’orto del non fare e dell’articolo vorrà aggiungere qualcosa.

  12. Manuel21 Novembre 2019 al 12:30

    Il ripristino dell’equilibrio in natura, passa attraverso lo sbilanciamento di vari fattori. In sostanza per avere equilibrio è necessario squilibrare. Questo, in relazione a genetica, fattori ambientali, soulo, condizioni climatiche, ecc.determina una situazione di cosiddetto equilibrio, che rappresenta comunque una situazione obbligatoriamente temporanea.

  13. sara elter1 Febbraio 2020 al 14:43

    Ho da otto anni un orto. Mia nonna in valle d’aosta coltivava in maniera del tutto diversa da come fanno i miei vicini, che arano il tutto con la motozappa, rendendo il terreno praticamente cemento. e’ stato così che ho iniziato l’orto naturale, nel senso che: nei camminamenti ho sempre lasciato le ebracce. Non ho mai divelto le piante – pomodori, peperoni, zucchine, zucche – ma solo tagliate alla base una volta terminata la produzione e lasciate lì. Se una zucchina o un peperone o un pomodoro arrivavano a maturazione avanzata, li ho sempre lasciati sulla pianta e ogni primavera mi sono sempre trovata i piantini già pronti da trapiantare. Uso, a differenza di quanto raccontato qua sopra, un sistema misto: semino in primavera, poi non levo tutte le erbacce, solo quelel che soffocano la pianta. A novembre non faccio fuori tutto, anzi. Dopo molti anni, adesso, quando inizia la primavera, sono piena di insalatine sparse in giro, nate spontaneamente come la valeriana, il tagete, gli spinaci che si sono inselavtichiti ma sono ottimi. Non lavoro mai tutto l’orto insieme, ma un pezzetto alla volta. L’anno seguente scambio i pezzi di orto: ne ho sempre un quarto di terreno che lascio incolto perché così si rigenera. concimo pochissimo (letame di asino e qualche aggiunta di bio in pellet durante l’estate), lavoro profondamente usando i l forcone la terra in questo periodo, stando attenta a non toccare le aiuole dove c’erano pomodori, peperonoi e zucche. Ogni inverno, a fine novembre vado a coprire tali aioule con la pacciamatura su cui poi metto del letame e basta. Non è un orto fai nulla. E’ un orto fai il meno possibile. Penso, dopo aver letto il tuo articolo, che sia la migliore cosa possibile: prendere il meglio di due metodi e incrociarli. Dopo otto anni ho una terra ricca, soffice e ben abitata da milioni di lombrichi, che sono poi l’essenziale base di un ottimo orto. Un’ultima cosa: non uccido quasi nessun animale o i nsetto, tutit sono utili: le formiche per esempio mi tengono il terreno sotto i mirtilli ben lavorato e fresco. I mirtilli migliori li curano le formiche. Io evito solo che ci portino sopra gli afidi.

  14. Federico6 Febbraio 2020 al 21:45

    Io ho un orto sociale a Padova da diversi anni, ma in precedenza ho potuto coltivare per un anno un piccolo appezzamento di terreno di un amico ai piedi dei colli euganei. In entrambi i casi non ho mai concimato essendo terreni mai coltivati in precedenza e tanto meno fatto trattamenti di alcun tipo volendo coltivare in modo strettamente biologico. L’unico accorgimento, oltre ad una zappatura superficiale primaverile, è stato quello di coprire parte dell’orto con teli di plastica intrecciata per limitare la crescita di erbacce lì dove trapianto le piantine acquistate. I teli usati consentono il passaggio della pioggia e non si degradano, quindi posso riutilizzarli ogni anno. Ho ottimi risultati con pomodorini, peperoncini, zucchine, fagiolini, cipolle, verze, melanzane, meno con zucche, peperoni, fragole e nessun risultato coi fagioli. In particolare i peperoni si sviluppano bene, ma rimangono verdi e prima di colorarsi di giallo o rosso, vengono mangiati da qualche insetto. I parassiti più diffusi sono le cimici che fortunatamente sopraggiungono quando molti pomodori stanno già declinando e non attaccano altro che quelli. Rispetto all’esperienza descritta nell’articolo direi che secondo la mia esperienza è inutile piantare semi estivi in autunno perché richiedono temperature primaverili o estive per germinare e, nel caso delle piantine di pomodoro che richiedono sole per essere produttive, non si può fare a meno di togliere spesso le erbacce o prevenirle con la pacciamatura, mentre non è vero che richiedano molta acqua. Ho anche notato che lì dove la biodiversità è maggiore e le colture diversificate e mescolate, ci sono meno infestazioni di parassiti di un solo tipo che sono le peggiori, forse perché in parte anche i parassiti competono tra loro e prediligono certe piante piuttosto che altre.

  15. Máximo29 Febbraio 2020 al 18:46

    Quello dell’Orticoltura Naturale ( o elementare) e’ un tema appassionamnte e di grande attualita’ perche’ riduce costi , fatica e impatto ambientale .In cambio pero’ occorre essere preparati a osservare con attenzione il comportamento delle erbe e delle piante o semi orticoli .E questo e’ un’altra esperienza affascinante . Ma occorre parlarne sulla base di risultati reali , proprio come il blog Percio’ propone di fare !Complimenti a Matteo e a tutti quelli che hanno lasciato testimonianze basate sulla esperienza , senza lanciare critiche non basate su fatti concreti e risultati . Consiglio anch’io di leggere o ascoltare i tutorial di Giancarlo Cappello dopodiche’ provare a FARE. Io da alcuni mesi ho predisposto 100 mt di terreno e non vedo l’ora di vedere spuntare le prime piante !

    • Matteo Cereda1 Marzo 2020 al 9:17

      Ciao Massimo, grazie dei complimenti prima di tutto, che vanno estesi a Giorgio Avanzo, autore dell’esperimento pratico di agricoltura naturale descritto in questo post.

  16. ermanno19 Marzo 2020 al 23:55

    Io faccio più o meno come Federico..Copro tutto l’orto con telone per pacciamatura, nero.
    Poi faccio piccoli buchi e ci faccio crescere pomodori, cetrioli, melanzane, zucchine, ecc…
    Tutte piante che metto a distanza di 50 o 70 cm.
    Va da se che questo sistema non si presta per coltivazioni a distanze ravvicinate, come richiederebbe ad esempio insalata, rapanelli, carote, ecc… Con questo sistema ho poco da lavorare…Non serve concimare, non ci sono erbacce da strappare, mai stare a zappettare. Anche dare acqua, solo dopo due settimane che non piove.
    Ma penso che per le coltivazioni tipo insalata e altre cose piccole farò dei cassoni rialzati, dove non dovrò stare in ginocchio e curvare la schiena.

  17. Luigi14 Aprile 2020 al 18:19

    Ad un anno di distanza, ho le idee sempre piu’ confuse. Non ci capivo nulla di orto. L’anno scorso, per iniziare, mi imbattei nel concetto di orto sinergico e in Fukuoka, pensando che fossero la stessa cosa. Ma, da quello che ho capito, non e’ affatto cosi’. Fukuoka scriveva e praticava l’orto naturale del non fare. L’orto sinergico prevede i bancali e la pacciamatura. Io, partendo da un giardino pavimentato da 50 anni, quindi con terra morta, ho tolto la pavimentazione, pian piano ho realizzato 5 bancali seguendo le direttive di Hazelip, li ho pacciamati con paglia, vi ho trapiantato piantine acquistate in vivaio. Mmi resta da installare l’irrigazione. Lo so che avrei dovuto farlo prima, ma per me era e rimane la cosa piu’ difficile. Sto sbagliando qualcosa ? l’anno scorso ho raccolto diversi pomodori e zucchine. Dalla pacciamatura pero’ spuntano molte erbacce. io non le estirpo ma mi limito, di continuo, a falciarle, almeno dove ho piantato. Sto sbagliando qualcosa ?

  18. Sabrina23 Maggio 2020 al 21:53

    Iniziato l’anno scorso a luglio. ora sono presenti almeno 10 specie di ragni, uno dei quali mi ha morso mentre strappavo erba dal suo ecosistema. Questo maggio ci sono tantissime lucciole e api.

  19. Christian14 Agosto 2020 al 10:50

    Piuttosto che sfalciare, hai provato a piegare le piante di non interesse lasciandole crescere in orizzontale anzichè verticale?

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Descubra cómo se procesan sus datos.


Vídeo: How to make compost in a 5 gallon bucket (Mayo 2021).