Interesante

Crecer eneldo


Para enriquecer el panorama de las hierbas que se incluirán en el jardín, tratemos de conocer el eneldo, una planta que se encuentra fácilmente en nuestros territorios en estado salvaje, en las llanuras y colinas hasta 600 metros sobre el nivel del mar.

Su aroma intenso, que recuerda al del anís y el comino, se ve especialmente potenciado por la cocina del norte de Europa, de la que podríamos inspirarnos para nuevas recetas o reinterpretaciones de las ya conocidas, utilizando tanto semillas como hojas para este fin.

Pero ahora veamos cómo cultivar esta especie aromática de forma natural, sencilla y eficiente, desde la siembra hasta la recolección de las hojas.

La planta de eneldo

Debido a la gran similitud entre las dos plantas, es fácil confundir el eneldo con el hinojo silvestre, por eso también se le llama "hinojo bastardo" o "hinojo fétido". El eneldoAnethum graveolens) es una planta herbácea anual perteneciente a la familia Umbelliferae o Apiacea, ya conocida por el perejil, la zanahoria, el hinojo y el apio.

Cuenta con un tallo que puede alcanzar 50-60 cm de altura o incluso más allá, es hueco por dentro y surcado, de color verde claro y con hojas de sabor amargo. La floración del eneldo se produce durante todo el verano hasta septiembre, y las flores son pequeñas, amarillas y recogidas en las típicas inflorescencias de paraguas compuestos, o más bien un paraguas de paraguas, que huelen agradablemente. Los frutos se generan a partir de las flores formadas por dos pequeños aquenios amarillos.

Como se cultiva

Cultivar eneldo es simple, no hay precauciones especiales, pero se deben respetar algunas reglas básicas, como la elección de una posición al sol y la administración de riego constante, aunque sea moderado. De hecho, es una hierba aromática que se diferencia de otras más resistentes a la sequía como el romero y la salvia.

El eneldo es una especie amante del sol, con el que produce más aceite esencial, por lo que hay que pensar detenidamente en una posición que esté iluminada y protegida de los vientos. También quiero temperaturas calientes, sufre del frío y sobre todo de las heladas del invierno, y en resumen podemos decir que el rango de temperatura que prefiere está entre 15 y 25 ° C.

La siembra de eneldo

El eneldo es una especie que se presta a siembra gradual, que se realizará entre abril y finales de verano, directamente en el huerto en el espacio elegido. Podemos elegir entre la técnica de radiodifusión, especialmente ideal si hay poco espacio y queremos optimizarlo, o en filas entre 30 y 40 cm. Sin embargo, cuando las plántulas hayan emergido, será necesario adelgazar, dejando un espacio de 15-20 cm entre un espécimen y otro.

El suelo en ambos casos debe primero ser trabajado cuidadosamente y enmendado con compost.. No se requieren fertilizaciones adicionales particulares, considerando que las plantas aromáticas quieren suelos magros.

Si es bueno en el lugar de la siembra, eneldo Tiende a re-sembrarse autónomamente, convirtiéndose también en una plaga. Por ello, es recomendable recolectar las semillas a tiempo para la siembra del año siguiente, con el fin de decidir dónde sembrar y no dejar que colonice los espacios que quiera, pero para ello es importante alejarlo del hinojo silvestre, de lo contrario existe un fuerte riesgo de hibridación entre las dos especies relacionadas.

El eneldo se presta bien a cultivos intercalados con pepinos, pero también con las habas, que están más protegidas del ataque de pulgón gracias a esta proximidad.

Cuidado cultural

El suelo debe estar bien drenado, pero los riegos deben ser frecuentes y regulares, a fin de asegurar un crecimiento exuberante de las plántulas, y esto es aún más cierto en un posible cultivo en maceta.

El acolchado con material orgánico como paja, hojas secas, pasto marchito u otro material natural ayuda a mantener el suelo húmedo durante mucho tiempo, además de frenar el crecimiento de pasto no deseado.

Insectos parásitos

Las plántulas de eneldo aún pequeñas pueden ser una comida de caracol bienvenida. Si notamos su presencia, conviene poner unas tiras de ceniza alrededor de la porción de terreno afectada por el eneldo, trampas de cerveza o unos puñados de ortofosfato de hierro, un slugicida también permitido en la agricultura ecológica.

Alguna pulgones que puede aparecer en colonias en los tallos y brotes que tratan Jabón de Marsella rociado sobre las partes afectadas, o de forma preventiva con extractos de bricolaje de ajo, guindilla y ortiga, que se utilizan para proteger todas las plantas de estos parásitos.

Recolección y uso de eneldo

Podemos recoger las hojas tiernas y tiernas del eneldo, que finamente picados se utilizan para dar sabor a sopas, verduras cocidas, ensaladas mixtas y platos de carne. El eneldo contiene hasta un 4% de aceite esencial y hasta un 18% de otros aceites, de ahí el intenso olor de las hojas y su sabor ligeramente picante. Al congelar las hojas de eneldo se pierden muchas de las propiedades, por lo que recomendamos la siembra gradual: de esta forma siempre tendremos hojas frescas para cosechar. El eneldo, como el hinojo, ayuda a la digestión y limita los efectos del meteorismo.

Con yo semillas en cambio podemos dar sabor a chucrut o verduras en escabeche, pero también a pasteles y bizcochos horneados, a los que dan esa nota inconfundible.

Recolección de semillas

Para obtener las semillas, los paraguas se recogen y se secan envueltos en un paño transpirable en una habitación o veranda sombreada y ventilada. Una vez bien secas, las umbelas luchan por separar las semillas del fruto, que deben colocarse en frascos herméticamente cerrados.


Vídeo: ACEITE DE HIGADO DE BACALAO PASA UN INVIERNO SIN PROBLEMAS (Mayo 2021).